Al Startup Food Innovation se presentaron más de 50 ideas en las áreas de nutrición, desarrollo rural y agua. Durante tres días, los participantes fueron capacitados y asesorados para elaborar un plan de negocio y defenderlo ante un jurado. Se destacaron proyectos relacionados con el pacú, con la transformación de la moringa y con el uso de tecnología para personas no videntes.

El proyecto ganador Criharina, fue presentado por María Isabel Barrenechea, Florencia López y Fernando Tuma en el Startup Food Innovation, la primera versión de un concurso de innovación promovido por la Fundación Trabajo Empresa y Nestlé Bolivia, con el cual obtuvieron el primer lugar. Su objetivo de aprovechar las proteínas alternativas descubiertas en esos insectos para ayudar a enfrentar problemas de desnutrición, tal como se lo está haciendo en otros países.

En su propuesta destacan que la harina de grillos es un alimento nutritivo alto en proteínas, hierro, calcio, vitamina B12, además de Omega 3 y 6, una alternativa útil para contribuir a la lucha contra la desnutrición en niños y mujeres embarazadas. Asimismo, enfatizan que es un alimento sostenible más económico de producir y menos perjudicial para el medioambiente. Señalan que ya hay experiencias de uso en Brasil, EEUU, Tailandia y en otros países para la elaboración de productos saludables dirigidos a deportistas.

El equipo ganador fue premiado por Nestlé Bolivia con un viaje a Brasil, donde se reunieron con ejecutivos de la empresa que les explicaron cómo desarrollar negocios y se nutrieron de la experiencia de quienes elaboran productos saludables y otros que ya usan la harina de grillos para hacer barras energéticas.